En Competición: ¿Récord de Pikes Peak o Nordschleife? El Porsche 919 LMP1 quiere hacerse eterno lejos de Le Mans

Hace unos días nos hacíamos eco de la posibilidad de que el Porsche 919 hybrid LMP1 se siga dejando ver durante la próxima temporada en algunos eventos a modo de exhibición y antes de ser aparcado en uno de los museos o almacenes que posee el fabricante de Stuttgart. Ganador en tres ocasiones de las 24 Horas de Le Mans, el LMP1-H de Porsche se ha colado por resultados dentro del Olimpo de las Leyendas de la marca, acompañando a otros nombres como el 962, 936, 956 o el precursor de todo ello, el Porsche 917 KH, vencedor en 1970 y 1971. Ahora que el programa ha llegado a su final en el Mundial de Resistencia, al menos en lo que respecta al prototipo, los responsables del equipo quieren hacer aún más eterno a este automóvil más allá del Circuito de La Sarthe.

Tal y como apuntaba mi compañero Eloy, los asistentes a la Noche de los Campeones de Porsche Motorsport fueron testigos de la intención de la estructura teutona de seguir paseando su 919 hybrid LMP1 por distintos circuitos del mundo, e incluso perseguir algún que otro récord de pista aprovechando que estamos ante uno de los prototipos más efectivo y veloz de la historia de la disciplina. Sin embargo, ninguno de nosotros se podía imagen lo que realmente estaban tramando las mentes pensantes de los de Stuttgart.

A Porsche le faltan dos años para iniciar su nueva etapa en la Fórmula E (será con motivo de la sexta temporada, 2019-2020), tiempo de sobra para preparar su asalto entre los GTE con hasta cuatro unidades en Le Mans y además para hacer algún que otro experimento con el LMP1. Según AUTOHebdo, una de las opciones que se están estudiando es ni más ni menos que la de tratar de batir el récord absoluto de Nordschleife, el cual ha estado en manos del desaparecido Stefan Bellof desde 1983 con su estratosférico 6 minutos y 11,13 segundos al volante del también victorioso Porsche 956. Desde entonces, ningún otro vehículo de competición ha logrado realizar un registro oficial acercándose a este crono. Esta opción sigue estando sobre la mesa, aprovechando el empuje extra del sistema híbrido y las capacidades de los prototipos modernos sin ningún tipo de restricción.

¿Sorprendido? Pues todavía hay más. Tal y como revela el medio francés, ha llegado ha plantearse Porsche Motorsport la opción de empaquetar todo y llevarlo en avión hasta Colorado, con el objetivo de que su LMP1-H realizara el intento de batir el tiempo logrado por Sébastien Loeb en la mítica Subida a Pikes Peak, el cual, tras cuatro años, sigue estando vigente como la carrera más rápida hasta la cumbre con sus seis 8 minutos y 13,878 segundos. Sin embargo, esta opción ha quedado por completo descartada tras el anuncio por parte de Volkswagen Motorsport de su participación con un prototipo 100% eléctrico en la edición de 2018 de la ‘Subida hacia las nubes’.

Recordemos que en 2015 estuvo cerca de llevarse a cabo un intento parecido, cuando un proyecto estuvo cerca de llevar un LMP2 hasta lo más alto de Pikes Peak. Finalmente, no saldría adelante, después de que problemas con el motor Honda (no podía ser de otra forma) terminaran de echar la opción abajo. En este caso, las características de un LMP1-H pueden incluso adaptarse mejor a su recorrido, apoyado en la tracción total y el plus de aceleración y par que aporta el sistema híbrido que lleva el 919 hybrid. Siempre nos quedará el Infierno Verde…

Vía | AUTOHebdo (edición impresa)


via Diariomotor

Los comentarios están cerrados.